Psicología

La psicología es la ciencia del comportamiento humano.

Estos son algunos pasos del camino hacia tu felicidad y tu bienestar que otras personas como tú iniciaron y ahora comparten sus reflexiones por si te son de ayuda…son un regalo para todos los que quieran ser felices en su vida.

Contacta con nosotros en LinkedIn 🙂

Primero lee el libro «El hombre en busca de sentido» de Viktor Frankl.

Autocuidado y Salud

A la niña de mi infancia le diría en primer lugar que luche por lo que quiere. Que piense más en ella y menos en los demás porque si no piensa en ella no va a pensar nadie.

Confianza y Aceptación

Que confíe más en ella misma y en sus capacidades, que no sea tan insegura ni tenga tanto miedo por todo. Que no sufra por la gente que va perdiendo en el camino porque perderá y mucha. Que entienda que hay gente que estará siempre y que hay gente que estará en algún momento de la vida pero que luego se irá por numerosos motivos. Que se dé más a valer y que si alguien decide no querer estar con ella (amigos, pareja, etc.) que lo acepte y que no intente ir detrás de las personas una y otra vez porque la única que lo va a pasar mal es ella.

Controla las cosas que dependan de ti y lo que no dependa de ti no gastes ni un segundo de tu energía en cómo solucionarlo. Haz todo lo posible y esfuérzate porque las cosas salgan bien pero no todo va a depender de ti.

Perfeccionismo

Que no lo puede hacer todo bien ni puede ser perfecta en todo.  Que hay gente que la querrá y gente que no la soportará y que eso es normal. Que le pasa a todo el mundo y que no tiene que sentirse mal por ello.

Lo peor que te puede pasar es que las cosas no sean como a ti te gustaría y has de entender que es posible que no sea el momento para que las cosas sean así y que las cosas que me ocurren son por algo y he de aprender de esas situaciones.

Ser Uno Mismo y Autoestima

Que no tiene que hacer las cosas para agradar a los demás si no para agradarse a ella. Que sus logros son sus logros y sus fallos sus fallos y no son de los demás y que no tiene que sentirse mal por si va a decepcionar a alguien. Que todo el mundo tiene derecho a equivocarse.

No vivas la vida de los demás eso te generará ansiedad. Vive la vida que quieres vivir ya sé que es muy difícil porque estamos acostumbrados desde pequeños a que nos digan lo que hemos de hacer y cuando llegamos a la vida adulta y nos vienen todas las responsabilidades de repente no estamos acostumbrados porque no nos han enseñado a gestionar las cosas como adultos sino como niños.

Que disfrute de la vida todo lo que pueda, que estudie, que viaje, que conozca todo el mundo que pueda, que viva todas las experiencias posibles porque son aprendizajes que le dará la vida y experiencias que no olvidará jamás.

Toma de Decisiones

Que piense muy bien las cosas antes de hacerlas y que se piense mucho las cosas antes de tomar las decisiones, que valore los pros y los contras pero que una vez que decida que siga adelante con la decisión y no mire más atrás. Y que se diga en voz alta “Ningún mar en calma hizo experto a un marinero” y la célebre frase de Chaplin: «Me gustan mis errores: No quiero renunciar a la libertad deliciosa de equivocarme«.

Anticipación del Futuro

Que no se agobie pensando en el futuro en qué puede pasar y que no, porque hay cosas que no podemos controlar. Que no pierda el tiempo pensando en el pasado y en el futuro y disfrute más del presente. Que lo que tenga que venir vendrá y que ella es valiente y sabrá afrontar lo que venga. Que no tenga miedo a los cambios porque a veces los cambios son a mejor. Que no se agobie tanto cuando las cosas no le salen bien, porque todo tiene solución y todo es temporal, temporal y temporal. Lo que hoy parece que va en nuestra contra mañana es lo mejor que nos podría haber pasado como si estuviera predispuesto así. Nada es azaroso.

Proactividad

Que no deje de hacer cosas por pasotismo o por miedo a lo desconocido, a la incertidumbre, al no saber. Que en algunas ocasiones hay que ser un poco más impulsiva y no darles tantas vueltas a las cosas. Experimenta cosas y después evaluarlas para no anticipar el futuro y vivir en lo que podría ser o no ser y eso me paralizaba porque no sabía que decidir.  Me sentía vacía con la gente que no me aporta nada. Ahora me digo no te cierres en banda, no prejuzgues, no todos son iguales, muévete a otro lado, busca una solución y da una oportunidad a esas personas.

Ego y Amistad

Que escuche los consejos que le dan las personas que la quieren pero que luego haga y decida lo que a ella quiera y lo que a ella le haga feliz. Que haga lo que quiera y le apetezca hacer en cada momento.

Que si se siente baja que primero piense en ella.

Compartir y cooperar con otros te hará sentirte humano y disfrutar del sentido de la vida que es pasarlo bien y trascender más allá de nosotros mismos. Se solidaria.

Ten amigas de confianza para disfrutar de la vida y cuando estés bajas cuéntales lo que te pasa la compartir las situaciones tendrás más puntos de vista y te ayudará asimilarlas.

Independencia

Que intente no depender emocionalmente de los demás, que se quiera ella y que busque cosas que la hagan feliz. Que la persona que la quiera la tiene que querer tal y como es, y que no hay que cambiar su forma de ser para agradar a la gente.

Expectativas

Que viva las situaciones dándole la Importancia que tengan y que mantenga las expectativas “0” ante las situaciones. Esto te evitará situaciones de las que esperas mucho como por ejemplo las expectativas sobre que los demás han de tratarte bien que puede que a veces ocurra y otras no.  

Pareja

La discusión que he tenido con mi chico esta semana ha aumentado un poco mis niveles de ansiedad. Me estoy dando cuenta que, cuando dejo a un lado los temas o circunstancias que no me parecen realmente importantes, mi humor permanece más constante. Como consecuencia de esto, la rumiación posterior que me producen los conflictos innecesarios ha disminuido bastante y, por ende, también mi ansiedad. Estoy aprendiendo a ser yo quien decida qué dejo que me afecte, o que dejo que cambie mi estado de ánimo; y solo dejo que lo hagan cosas que verdaderamente me merezcan ese desgaste de energía mental. Estoy aprendiendo a priorizarme y eso me hace sentir bien.

También, me he dado cuenta que los hombres que me atraen se parecen a mi padre por lo que tengo que tener cuidado por si no son lo más apropiados para mí. Me imagino que a los hombres les pasará lo mismo conmigo.

La mayoría de los hombres aceptan bien las ordenes porque sus madres les educaron para que las obedecerán”.

La Ira

Mi Ira no expresada me genera agresividad pasiva o activa hacia los demás y me mantiene en la irritabilidad emocional. Doy mala vida a los que nos rodean por mi actitud desafiante, defensiva, de culpar a los demás generada por mi intranquilidad interna continua por la lucha interna diaria que vivo en mi mente de situaciones de mi pasado que me hicieron sufrir y que nada tiene que ver con las personas con las que convivo en la actualidad. Me provoca inmovilidad porque no tomo el control de mi vida por miedo a las consecuencias y a la costumbre de no merecer de las cosas buenas. Exploto internamente y después externamente sin sentido para los demás y a veces en el transcurso de pocas horas o minutos mi carácter cambia de estar bien a un modo destructivo sin sentido para los demás. He de actuar poniendo en su sitio a los que en el pasado me generaron esta situación según mi ética interna y valores actuales sanos sin pensar ni temer en las consecuencias. De no hacerlo seguiré en la montaña rusa de emociones, en la queja continua que me paraliza y en la tormenta continua con los que comparten nuestra vida con nosotros que nos quieren y que no se merecen el trato que les damos por nuestra lucha interna.

Los Celos

Aprenderás que si tu novio es celoso se debe a que él, muy posiblemente, y no tú mira excesivamente, fantasea o tiene aventuras con otras mujeres después al no saber cómo gestionar esos sentimientos te intentará contralas para que no hagas los mismo que él está haciendo. Seguramente, las mujeres celosas hacen lo mismo con sus novios.

Sexualidad

Deseo cuando me hacen sentir bien y me cuesta desear a quien me hace sentir mal. Homosexualidad: lo veo como una cualidad más de mi como soy guapa, alta, delgada. No me importa que piensen de mí.

Aumentar la Frecuencia Sexual de tu Pareja

Sé la mejor versión de ti mismo/a. Haz bricolaje en la casa. Habla a tu pareja de relaciones extramatrimoniales de otras parejas que conozcáis.

Cambio versus Discusiones

Deja de ser niña, de lloriquear, de quejarte, de ser insoportable.

Que no gaste energía en cambiar a los demás son como son. Acepta o deja la situación.

Lo que ella puede cambiar en cada instante de su vida es su actitud hacia el mundo y los demás eso depende de ella no de los demás y se sentirás que contralas las situaciones.

Vas a necesitar que te abracen y si buscas que te abracen te comportas como una adulta que se acerca al otro para que te abrace ahorras disgustos.

Para ser feliz has de enseñar a los otros cómo te han de cuidar (abrazos, besos, tono de voz, detalles) si esperas que salga de los otros vas a vivir amargada esperando y porque a veces lo harán como tú necesitas y otras no.

Vas a necesitar que te abracen y si exiges que te abracen te comportas como una niña dependiente del cariño que te den o no.

Cuando tengas hijos verás cómo te van a reclamar constantemente cosas y tú como madre les enseñaras a ser independiente emocionalmente.

Ruptura

Cuando tu pareja te comenta que no te quiere o eres para ella una persona especial pero ya no quiere estar contigo lo más recomendable, en muchas de las ocasiones es eliminar su contacto y no volver a tener contacto con esa persona.

Ser Agradecido

Te va hacer sentir bien el agradecer a las personas lo que hacen por ti. Las palabras “Gracias” y “Por favor” son las llaves que te abrirán el mundo allá donde estés. Recibir agradecimiento y pedir las cosas que necesites en su momento también es de ser personas generosas.

Aprender, trabajar y dinero

Siempre aprende cosas nuevas. Estudia y fórmate profesionalmente en lo que te guste, aunque te digan que no tiene futuro o no vas a ganar dinero. Tú crearás tu futuro. Se profesional y legal haciendo las cosas lo mejor posible y con excelencia independientemente de los estándares de los demás. Si tu trabajo es excelente el impacto de tu trabajará te dará beneficios. No pienses en el dinero cuando negocies piensa en la excelencia de tu trabajo y en ayudar en la necesidad del otro. Ganar y perder dinero en los negocios es parte del juego. Ahorra e invierte una parte de lo que ganes para tener tranquilidad futura. Todo cambia y es inestable. Arriésgate. De tu zona de confort o comodidad no se sale voluntariamente te echarán. Esta máxima te ayudará: “Haz las cosas de la seguridad (formación, experiencia, ahorros) al riesgo (cambio trabajo, inversiones, hijos)”. Amplia tus horizontes intenta conocer como otras personas de otras culturas aprenden y trabajan eso te ayudará y te defenderá económicamente de las crisis.

Recuerda lo que dijo Confucio: “Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida”. Si vas a ser líder recuerda a Alejandro Magno: “Habría preferido superar a otros en el conocimiento de lo que es excelente, que en la medida de mi poder y dominio”. Y si vas a dirigir personas “no recordarán de ti lo que hiciste solo recordarán de ti cómo les hiciste sentir”.

Vivir de Forma Apasionada

Que no sea tan conformista. Que hay que luchar más por las cosas que se quieren. Vive como amas. La VIDA es un TEATRO y tú eliges el rol o papel que quieres jugar es UN JUEGO. La realidad solo es una percepción…puedes percibirla de otra forma cambiando tu actitud hacia el mundo y ser quien tú quieras ser en este “bel mondo”.

Este video te va a ayudar a visualizarlo: https://www.youtube.com/watch?v=-fWw7FE9tTo

¿Qué es lo peor que te puede ocurrir?

Lo peor que te puede pasar es que aprendas de las situaciones.

Y si hago esto y si hago lo otro me pasará….

Las excusas nos paralizan es recomendables realizar acciones y después analizar que ha pasado.

Aceptación + Compasión + Perdón hacia mis Padres

Otro tema importante ha sido mi infancia, he imaginado que les decía a mis padres cómo he vivido y he sentido yo mi infancia. Ha sido muy liberador porque gran parte de mi infancia me la pasé pensando que tenía que cambiar muchos aspectos de mi personalidad porque, por comentarios que me soltaban mis padres, parecían no estar bien. Ahora que estoy trabajando sobre cómo soy yo o mis valores, me doy cuenta que no hay nada erróneo en mi forma de ser; simplemente soy yo con mis peculiaridades, con mis puntos fuertes y con mis flaquezas; y tengo que aceptarlas y saber cuáles son para aprender de ellas y así poder sacarles partido también. El perdón y la comprensión hacia mis padres; es decir, decirles que, a pesar de todo lo que les había contado anteriormente, lo han hecho lo mejor que han sabido y que les perdono por las cosas que me han afectado directa o indirectamente. Me he dado cuenta mientras que lo decía en alto que es un perdón real, que me han criado con todo el amor del mundo y que han hecho en todo momento lo que creían que iba a ser mejor para mí, aunque se hayan equivocado con ciertas formas. Una mención a las madres. Ellas se han tenido que “partir” al “parir del latín parĕre (aparecer)” para que nosotros podamos EXISTIR.

La mayor valentía del ser humano es darse cuenta de que sus padres no lo son en verdad y la de obrar en consecuencia en su vida.

¿Soy más indulgente con mi padre o con mi madre por las cosas que han ocurrido en mi infancia o adolescencia?

Familia e Hijos

Tendrás la responsabilidad personal de intentar no pasar las cosas no útiles que has aprendido en tu familia y en la vida a los hijos que tengas o la familia que crees. Es una limitación personal reproducir el modelo familiar de tus padres a tu propia familia (mujer, marido, hijos, relaciones sociales). Con los hijos te va a tocar tener paciencia y entender que ellos nos son de tu propiedad y que vienen a este mundo a realizar su propia vida y que tú como padre o madre eres el medio para que ellos desarrollen todo su potencial personal. Hemos de educarles como adultos con responsabilidades y entender que han venido de otro planeta y vienen a ser ellos mimos. Como dice Serrat el cantautor “Esos locos bajitos”. https://www.youtube.com/watch?v=ki6GEcteLao

Los hijos te darán equilibro, paciencia y el secreto del universosentirte querida por lo que eres” de forma incondicional pero temporal de ahí que sea tan importante tu desarrollo personal.

Separación de los padres

Los niños no tienen percepción del tiempo por eso la ausencia corta de los padres no les va afectar en las custodias compartidas. Lo que va a afectar a los niños son las discusiones de los padres y la infelicidad del padre o de la madre.

Postrauma

Me puedo quitarme de la cabeza cuando mi tío me pegó una bofetada con 9 años por una situación injusta en la cual me exigieron una cosa que no pude hacer porque no dependía de mí.  Durante años me ha perseguido ese recuerdo y cuando me viene de nuevo a la mente ahora de aduto me siento igual que mal y no entiendo el porqué me tuvo que golpear. He aprendido a quitar ese pensamiento y esa sensaciones de mi mente volviendo al recuerdo pero no de la bofetada si no de los momentos previos a la bofetada visualizando donde estaba, que veía, que ropa llevaba puesta, que olores tenía el ambiente, que otros familiares o personas me cruce antes del golpe. Lo he visualizado y revivido varias veces hasta que sos recuerdos previos tejen como una cortina de agua que difumina el recuerdo del golpe y con el tiempo me está costando más recordar el golpe que los momentos previos y eso me ha aliviado mucho.

Venenos para mi mente

La envidia la vas a aprender de tu familia. Ten cuidado porque puede amargarte la existencia pensando en lo que tienen los demás. Alégrate por lo que los demás tienen y si no puedes entiende que lo que tú tienes es lo que necesitas en este momento. Lo que consigas va a depender de tu esfuerzo y tus habilidades sociales (simpatía, inteligencia emocional, calidez de trato y amiga de tus amigas).

El juzgar a los demás también lo vas a aprender en tu familia. Procura no juzgar a los demás por extraño que sea su comportamiento porque no sabemos la realidad de las situaciones de los otros. Juzgar te empobrece como persona y te amarga la existencia.

Si eres envidiosa y juzgas a los demás en lugar de centrarte en tu crecimiento personal encerraras a tu felicidad en una prisión sin salida.

Virtuosos son aquellos que no hablan de la vida de los demás.

Enfermedad ¿por qué me pasa a mí?

Desde que nazcas vas a vivir de todo. Eres muy emocional como todos los seres humanos quieran o no, aunque intenten esconderlo.

La ansiedad te vendrá si no vas en busca de lo que deseas y te hace feliz y es posible que con los años de negar tu deseo los puedes llegar a olvidar. Si decides no ir hacia tu deseo o lo que te hace feliz vas a sufrirlo día a día, pero si decides ir hacia tu deseo o felicidad lo que ocurra será tu responsabilidad y te dará el control de lo que hagas y te sentirás bien contigo misma. Vive como te gustaría vivir no como te dicen que has de vivir.

Con el tiempo, las enfermedades físicas se cruzarán en tu camino. Primero por que no somos inmortales y segundo porque son el recordatorio que la vida es muy valiosa para disfrútala al máximo y no merece la pena perder tiempo ni energía en cosas sin sentido.

Sufrirás dolor que te recordará que estás viva. Sentirás tristeza al verte enferma y en momentos sentimientos de injusticia con el mundo porque te ha tocado a ti esa enfermedad. Aquí, te va a tocar decidir si vives afrontando la realidad o como victima de tus males físicos que pueden venir de las situaciones emocionales vividas que se han somatizado dentro de tu cuerpo o por la degeneración de la edad.

No estás sola en el mundo tienes a tu alrededor a tu familia, amigos y compañeros de trabajo que pueden ayudarte en los diferentes momentos de la vida.

Mi Camino es el Correcto

Mi situación laboral actual confusa y de incertidumbre constante; dicha incertidumbre es la principal causa de mi ansiedad en los días en los que no soy especialmente positiva. A raíz de eso, hemos visto la importancia del lenguaje y de cómo me hablo a mí misma; es importante que, en vez de decir que soy negativa, sustituirlo por »no soy positiva» ya que, mi cerebro, y también el de los demás, escucha esa forma de expresarme y, al final, termino asumiendo que todo es peor de lo que realmente es, principalmente por la forma que tengo de expresarlo. Por otro lado, ahora mismo estoy viviendo una etapa de crecimiento personal y que todos esos cambios que estoy haciendo en mí misma, también afecta a otros aspectos de mi vida como pueda ser mi relación con mi pareja. Estamos en momentos vitales distintos y, sumado a que tenemos personalidades muy diferentes, a veces se hace difícil llevar la relación. Lo más importante, y que debo mantener en mente, es que soy una mujer independiente con muchos proyectos y ganas de hacer cosas y, aunque algunos días ese futuro me dé un poco de respeto, los afrontaré como la adulta que soy.

Intuición o Razón

Si te ha funcionado en el pasado utilízala.

Solo existe lo que nos dicen lo que no nos han dicho no existe solo es nuestra imaginación.

Valores humanos o Ideología

Los valores humanos son universales y nos acercan a los demás. La ideología es unilateral y nos aleja de nuestros sentimientos de humanidad y nos aísla.

Felicidad

En definitiva, que intente ser feliz y si ve que no lo es, que intente buscar la manera de serlo, que piense menos y actúe más y en vez de buscar excusas busque soluciones.

Sonríe todos los días al menos 10 minutos por la mañana y otros 10 minutos por la tarde.

Tiempo, Espacio y la Muerte

El tiempo, el espacio y la muerte no existen en nuestra “mente” los hemos aprendido e interiorizado de la educación recibida. Dedica un tiempo a escribir, trasmitir tu legado y lo demás ¡déjalo todo organizado!

 

PADRES

Querida niña:

Sé que tienes constantemente el pensamiento de que sólo puedes confiar en ti misma y que cuando seas mayor ya no te importará ni dejarás que te pasen las cosas que te hacen sentir mal. Ahora que ha pasado tanto tiempo desde que era una niña como tú, me he dado cuenta de que los mayores, quién en principio deberían poder darnos lo que necesitamos, no siempre pueden o saben hacerlo. Eso no quiere decir que lo que hacen esté bien, sino que muchas veces no saben cómo hacerlo de otra manera. Vas a conocer a muchas personas durante tu vida que te van a ayudar a sentirte protegida y querida, como no te sientes muchas veces ahora. Por ejemplo, cuando echas tanto de menos a tus padres porque trabajan todo el día o cuando tienes que ir cada año todo el verano con tu abuela al pueblo y allí no te hacen mucho caso y se sientes deprimida. Hoy en día tengo la capacidad de comunicar con los demás si me siento sola y de ser capaz de disfrutar de la soledad, aunque sea impuesta.

Estás viendo muy a menudo a tu madre enfadada, como cuando no parabas de llorar una tarde cuando tenías 4 años y de los nervios tiró contra la pared tu juguete favorito que se rompió en pedazos. Esa situación se volverá a repetir algunas veces y sé lo asustada que estarás. Me gustaría que ningún niño tuviera que pasar por ello. Yo ahora soy madre e intento tener mucho cuidado para no asustar así a mis hijas. Creo que vivir esas experiencias me ha hecho una persona que guarda muy bien la calma cuando pasa algo grave o estresante, situaciones en las que los demás se bloquean. También, y esto es algo no me gusta, me ha hecho desconectarme de mis sentimientos y ser dura y fría.

Sé que sientes que no tienen tiempo para ti, porque siempre hay algo más importante: el trabajo, la relación de tus padres y sus planes. Ahora me doy cuenta de que la forma de crecer de mis padres les marcó mucho sus prioridades. El éxito y ser productivos ganando dinero es lo que va a dar significado a sus vidas. A la tuya también, pero te sentirás pronto vacía y esto te va a llevar a tomar otras decisiones y a darte cuenta de que no todo el blanco o negro. Uno se puede sentir realizado de muchas maneras y ser madre, criar a tus hijos y quedarte en casa a cuidar de la familia, también es una de esa manera. Pero no la única y además lo bueno es que se puede hacer un poco de cada. Tu madre se dará cuenta cuando sea abuela de esto e intentará estar más disponible para ayudar.

Te gusta mucho estudiar y ser aplicada en tus tareas. Esto es una de las facetas que más orgullo va a producir en tus padres y se convertirá en una actividad que te traiga muchas satisfacciones. Siempre te va a encantar aprender cosas nuevas y la exigencia para afrontar tareas complejas, te va a definir como persona. También, serás exigente con los demás y te van a atraer las personas que luchan por lo que quieren. Así será cómo aprenderás alemán con 35 años o montarás una empresa tu sola en un país que no es el tuyo. También conocerás a personas que luchan por lo que quieren y son muy interesantes.

Sientes que eres la hermana mayor que tiene que cuidar, que tiene que ser responsable para no decepcionar a sus padres. Este peso te va a hacer sentir “mayor” toda tu vida. Y eso complica a veces disfrutar del momento o dejar que los demás resuelvan las cosas por ellos mismos. Creo que también te genera impaciencia. Esto te hace sentir desconectada a veces de la gente, pero tendrás muchos momentos en los que aprenderás a disfrutar de las cosas pequeñas y admirarte de la vida sin expectativas.

Situaciones de la infancia que me han impactado negativamente

Soledad

Mis padres estaban muy centrados en lo laboral, trabajando la mayor parte del día y no estando presentes. A veces sentía que sobrábamos o que molestábamos.

Las vacaciones de verano en al pueblo con mi abuela y mi tía. Sentimientos de angustia. No soy nada.

Cómo me ha impactado: siempre he tenido problemas en mis relaciones, con amigos o parejas. Siento angustia de separación y necesito que me aseguren que están ahí para mí. Me cuesta mucho explicarlo desde lo vulnerable y suele salir como enfado hacia la otra persona. Me ha costado años entender que el enfado viene del miedo que siento a estar sola. Ahora entiendo mejor porqué me siento así y lo puedo comunicar para dejarme ayudar y no entrar en conflicto. También, me siento no querida, que merezco lo que me pasa. Por eso he conectado con personas en relaciones tóxicas y duras, con maltrato verbal, infidelidad y falta del cariño y el apoyo que a mí me falta.

Agresividad, ira

Miedo a que mi madre se enfadara y escalara. Miedo a los gritos y conflictos.

Haber presenciado ira: portazos, objetos rotos, violencia física.

Cómo me ha impactado: me descontrolo cuando hay un conflicto en el que hay gritos. Me bloqueo o me lo tomo personal, cuando muchas veces no tiene que ver conmigo. Escuchar a mis hijas gritarme o llorar me supone angustia, quiero que paren, y a veces visualizo como las hago callar. Aunque no lo hago, me siento muy mal por tener esa negrura dentro de la cabeza

Algo fallaba en mi por mi emocionalidad, llorona, cismática, contestona

Desde pequeña he sentido que algo no estaba bien en mi comportamiento. De muy pequeña lloraba mucho y no era bien recibido. De más mayor, algunas de mis decisiones generaban peleas y mucha incomprensión y, a veces, se cortaban discusiones con estallidos de ira.

Cómo me ha impactado: no soy suficiente para los demás o está condicionado a que cambie cosas de mí. Llevo muy mal que me critiquen o me juzguen. Lo toma personal.

Ser demasiado responsable, mayor y perfeccionista

Qué y cómo lo entiendo como adulto

Entiendo que mi madre ha tenido una madre muy pasota, criticona y poco presente, no ha tenido un modelo a seguir y luego es más difícil y requiere de mucha energía cambiar eso con tus hijos. La pérdida de su padre cuando era adolescente, le hizo

Tener que crecer muy rápido, tuvo mucha incertidumbre, miedo y fue muy duro salir a ganarse sola la vida.

Entiendo que mi padre ha tenido una educación con los roles de hombre y mujer muy diferenciados. Por eso era un padre poco presente en temas de crianza y no se metía en conflictos con mi madre. También tuvo la oportunidad de crecer mucho a través del trabajo y su yo profesional ha sido lo más importante para él.

Entiendo que vienen de un modelo de crianza menos comprensivo y más agresivo con los niños. Y ellos se consideran padres más blandos de lo que vivieron.

Cómo os perdono

Mamá, te perdono porque sé que me has querido y me quieres. Has hecho lo mejor que has podido y sé que te arrepientes de muchas cosas y para mí eso es suficiente. También has conseguido apoyarme de mayor, como madre, en mis decisiones y transmitirme que estás orgullosa de mí y de mis hijas. Cuento contigo para el futuro.

Papá, te perdono porque has intentado siempre darnos mucho de lo que tú no tuviste. Un entorno seguro económicamente, una muy buena educación y un padre que siempre está dispuesto a ayudar si se lo pides. A través de tu compasión y tu cariño me has enseñado mucho.

Una relación en mis términos

Para que nuestra relación sea mejor, necesito hacer unos cambios y que mis términos sean respetados:

Quiero visitaros y que estéis presentes para mí y mi familia. Por eso no vamos a quedarnos largas temporadas con vosotros, sino haremos visitas y quedaremos para hacer actividades.

No quiero entrar en peleas con gritos. Si sucede, me iré.

No quiero que haya situaciones en las que me quede atrás y me sienta sola. Como ir a veros que tengáis planes concretos que no me incluyan y que no se me consulte si es lo que quiero.

A nuestras hijas las educamos nosotros a nuestra manera. No quiero sentirme juzgada o minusvalorada en mis decisiones respecto a ellas. Si hay algo que tengamos que hablar porque tenéis dudas o no entendéis, espero que vengáis a preguntarlas y lo hablamos.

 

PAREJA

CRISIS CON MI PAREJA DESPUÉS DE UNA SEMANA DE DISCUSIONES SIN SENTIDO

Hace cuatro años más o menos que empecé esta relación y desde el principio ha sido una relación tóxica y turbulenta. La relación empezó mal porque dejé a mi anterior pareja con la que convivía por esta nueva relación y para todos fue una situación muy incómoda y desagradable.

Al principio, los episodios de celos y las múltiples peleas que teníamos lo achacaban a que para él no debía ser nada fácil soportar la situación que yo tenía en ese momento conviviendo con mi ex novio.

Luego, estos episodios siguieron sucediendo con algunos amigos que tenía y poco a poco empezamos a actuar los dos de una manera parecida y haciendo la relación aún más tóxica. Por ejemplo, si a él le molestaba que yo saliera o que hiciera planes con algún amigo del que él pudiera sentir celos yo hacía lo propio con algunas de sus amigas y así construimos una relación basada en celos y en fantasmas que no nos hacía nada bien.

Después de muchas idas y venidas y episodios de peleas, algunos bastantes graves, decidimos terminar la relación. Estuvimos unos ocho meses sin saber nada el uno del otro, pero yo seguía sin poder olvidarlo y él a mí tampoco.

Siempre he creído que este chico era el hombre de mi vida, ya que desde pequeños nos hemos gustado, pero como teníamos vidas distintas y sobre todo en sitios diferentes pues nunca se había dado la ocasión de tener algo. Pero siempre que nos veíamos sentíamos algo los dos.  Creo que igual por eso he idealizado tanto esta relación y he intentado por todos los medios que saliera adelante a sabiendas de que a mí no me estaba haciendo ningún bien.

Después de esos 8 meses, en agosto de ese mismo año, volvimos a vernos y no pudimos evitar volver a quedar, volver a vernos y empezar de nuevo a hablar, poco a poco, hasta que en navidad volvimos a darnos una nueva oportunidad. Decidimos apostar por la relación, dejar atrás los fantasmas del pasado y empezar a pensar en hacer una vida juntos, ya que como sabes vivimos en países diferentes.

Todo iba bastante bien al principio, él dejó su trabajo en Valencia porque empezó a tener algunos problemas y se fue a vivir a Sevilla para que yo pudiera en algún momento volver y empezar nuestra vida. Yo estaba feliz porque por primera vez veía que iba a poder ser, que las cosas empezaban a encajar. Pero, de repente todo empezó a ir mal para él en Sevilla. Él no estaba bien, no estaba feliz y entró en una depresión que duró varios meses. Finalmente, dejó el trabajo que encontró en Sevilla y decidió darse un tiempo para reflexionar sobre su vida.

Ese año pudimos vernos mucho más, pero las cosas seguían sin ir bien porque siempre discutíamos por alguna cosa que a él le recordaba a mi pasado y teníamos unas broncas bastante desagradables que empezamos a normalizar. Al final volvíamos a poner un parche, pero las heridas seguían estando ahí.

Él es una persona bastante egocéntrica y creo que no acepta que yo haya tenido un pasado con otros chicos porque cada vez que le viene en gana me saca algún tema y acabamos discutiendo, pero como ya he dicho, hemos normalizado las discusiones.

Durante el confinamiento, encontró un trabajo de nuevo en Valencia, yo sabía que en realidad su deseo era volver allí, porque es la ciudad dónde ha vivido en sus últimos 8 años, tiene allí sus amigos y una vida social bastante animada, pero para mí fue como un jarro de agua fría. Se me desmoronó todo, y fue como una vuelta a la casilla de partida, al lugar estábamos hace 4 años, él allí con su vida, a veces de adolescente, de salir cada fin de semana y hacer su vida y yo aquí, con mi vida con la que no estoy ni soy feliz.

A partir de ahí, he tenido bastantes episodios de ansiedad por el miedo a qué va a pasar.

Análisis de la situación

El análisis que hicimos en la última consulta, y que vino a raíz de una discusión dónde me sacó, delante de varias personas por video llamada, la lista de todos mis ex novios, fue que él ahora se siente empoderado. Va a recuperar su vida en la que antes era feliz, tiene un trabajo genial y ahora él tiene las riendas de la situación. Él sabe que yo aquí no soy feliz, que estoy triste y que casi no tengo ni vida ni amigos. Entonces, yo ahora estoy en una situación de inferioridad con respecto a él. Siento que mi autoestima está por los suelos, cuando supe lo del trabajo de Valencia me entró un miedo tremendo a que me dejara, porque me pregunté que qué iba a hacer yo aquí sola e infeliz cuando mi único proyecto en mente ahora era poder volver a España, en principio con él y poder buscar mi felicidad.

Después de este episodio de la videollamada, estuvimos hablando, pero él tiene un poder inmenso en manipular todo, y darle la vuelta a la conversación y hacer que la culpa de todo la tengo yo. Me dijo que era una persona tóxica y negativa y que el necesitaba a gente que le sumara y no que le absorbiera la energía y la felicidad. Esto me genera muchísima impotencia, porque es exactamente lo que pienso yo de él, y lo que he pensado en muchas ocasiones cuando él que ha estado mal ha sido él, pero creo que su egocentrismo no le deja ver más allá. A veces me da la impresión de que siente hacia mí más rencor y odio que amor, a veces yo también lo siento hacia él, pero no soy capaz de salir de ahí.

Tenemos un enganche emocional bastante intenso, y sé que no somos capaces de gestionar las emociones en la relación porque ya hemos intentado varias veces dejarlo, pero al final siempre volvemos a caer en lo mismo.

Durante esta conversación telefónica, estuvimos hablando de que esto no podía seguir así, que no podíamos estar discutiendo por tonterías cada semana y que esta relación no se mantenía. Pero ni él ni yo teníamos el valor de dar el paso de dejar la relación.

Yo sé que en estos momentos no tengo capacidad ni fuerza para tomar ninguna decisión, porque como dijimos en nuestra conversación, estoy en inferioridad total en la relación.

Siento que el final está cerca, y me da mucho miedo ese momento. Tengo miedo a volver a sufrir otra vez más, pero siento que no estoy siendo yo, estoy aguantando muchas cosas, callándome otras muchas, porque realmente creo que él necesita a una persona sumisa que haga todo lo que él quiere, que adore todo lo que él hace y que no le rechiste. Pero yo no soy así. Aunque ahora mismo no lo parezca, soy una persona con mucho carácter, y no me callo las cosas que me molestan. Chocamos demasiado y aunque me encantaría que las cosas pudieran ser de otra manera y tener una relación tranquila y sana, sé que es imposible con esta persona.

Hace mucho tiempo que no me siento yo, que me siento triste, he perdido mi alegría, mi naturalidad y a veces no me reconozco.

Por ahora necesito estar tranquila, hasta que pueda volver a España, verlo y ver en qué punto estamos. Hace ya tres meses que no nos vemos y creo que necesitamos vernos y tomar decisiones.

SITUACIONES QUE ME HACEN PERDER EL CONTROL

Me ha pasado muchas veces en diferentes relaciones, sobre todo de pareja, aunque no sólo, que tiendo a aguantar situaciones que me desagradan, me hacen sufrir o me frenan en mis aspiraciones personales. Siento que no tengo el control y que cuando ya por fin me doy cuenta de que no puedo seguir así, el daño está hecho. Es como si nunca aprendiera lo que más me conviene o como si no me quisiera o respetara suficiente. A veces siento hasta que me lo merezco o que no hay otra manera de relacionarse.

Siento que esto no está bien así, que debo respetarme y valorarme a mí misma para que los demás lo hagan. Sólo que no sé cómo hacerlo. Es como si no tuviera la medida correcta de lo que tengo que aguantar o no.

¿Y QUÉ HAGO AHORA…?

Tengo que dejar de quejarme: La queja continua hace que las personas se alejen, a nadie le gusta estar con alguien que se está quejando todo el día porque eso termina cansando a la gente.

Tengo que intentar hablar más despacio y mejor, sin decir palabrotas: El hecho de hablar tan rápido puede afectar a la ansiedad, tengo que hablar de manera más pausada. Decir palabras malsonantes puede molestar a las personar.

Tengo que aprender a diferenciar entre las conductas de mi propia personalidad y las conductas aprendidas de mi familia.

¿Cómo soy yo con los demás? Soy simpática, sociable, cariñosa, agradable, detallista, generosa, amable, graciosa… También soy un poco protestona y juzgo muchas veces a las personas sin conocerlas, a veces me da envidia que la gente sea más feliz que yo.

¿Me alegro por el bien y por la felicidad de los demás? Pues por una parte si y por otra no, porque siento cierta envidia a veces de que a la gente le vaya mejor que a mí.  Pero en el fondo sí que me alegro por ellos.

Ahorrar Energía: Me afectan a nivel emocional tanto las distintas situaciones a las que me voy enfrentando a lo largo del día, como las personas con las que interactúo en ellas. cuando dejo que una discusión o cualquier otro acontecimiento cambie mi estado de ánimo, me estoy dejando en ese momento controlar por dicha persona o situación. Por tanto, tengo que tratar de »ahorrar energía» evitando discutir sobre aquellos temas que, según mi criterio personal, me importen entre 0-7 (sobre una escala de 10). Es decir, si no son temas que realmente sean valiosos para mí o me incluyan de alguna forma, tengo que utilizar el asertividad para dejar de hablar de ellos sin que me afecten por ejemplo “No me interesa hablar de ese tema”. Especialmente esto tengo que aplicarlo a la relación con mi madre; tengo que utilizar la asertividad para no hablar de temas que a mí no me hacen ningún bien, como pueda ser el aspecto físico de las personas o algún comentario que juzgue a los demás. Otro aspecto es que tengo que empezar a creerme mis propias fortalezas y a dejar al margen aquellos aspectos negativos que he adquirido; ya sea a través de mis padres, amigos, etc. Tengo que aprender como soy yo y defender mis propios valores e ideas, independientemente de lo que piensen mis padres o cualquier otra influencia cercana.

Soy Inteligente. Lo tengo que decir en voz alta y 5 veces hasta decirlo con convicción.

Expresar lo que siento a mi familia para después perdonarles por el pasado y todo lo ocurrido para en el presente, desde hoy, me comunicaré de forma sana y si no me hablan bien cortaré la comunicación.

¡Pasamos mucho tiempo pensando sobre lo que queremos de la vida y muy poco en qué quiere la vida de nosotros!

Si deseas el bien para los demás recibirás el bien de los demás: Si necesito atención 24 horas y no dejo a la persona hacer su vida eso va a afectar a la relación que esa persona va a tener conmigo. (Lo entiendo perfectamente porque muchas veces he estado y estoy en el lado opuesto ya sea con mi pareja o con mi madre y es cierto que si me han hecho sentir mal por hacer cosas que me apetecía hacer luego yo no tenía ganas ni de estar con ellas ni siquiera de hablar con ellos porque me sentía mal y me ponía bastante triste esa situación).

Si soy una persona positiva recibiré positividad. Mientras más felices sean las personas que están a mi alrededor más feliz estaré yo, por eso hay que alegrarse del bien de las personas porque eso también es bueno para nosotros.

Tengo que dejar de quejarme: Igualmente, entiendo perfectamente esta parte. Yo estoy cansada de que mi madre se esté quejando todo el día porque eso me transmite negatividad y pesimismo. De la misma forma, el año pasado cuando mi chico estaba deprimido y estaba todo el día diciéndome lo mal que estaba me entraban muchas menos ganas de estar con él por el mismo motivo que con mi madre.

En conclusión, tengo que aprender a tener una actitud mucho más positiva, no juzgar tanto a las personas, ser feliz yo para poder hacer feliz a los demás y alegrarme por los logros de mis seres queridos tanto como ellos se alegran de los míos.

ACTITUDES EN PAREJA

Voy a dejar de tomarme todo muy personal y ponerme a la defensiva con cada palabra o actitud que no me guste, pienso que sea por mí y reacciono mal. Tengo que entender que a veces uno puede hablar en general y que no hace falta ofenderse.

Voy a respetar sus tiempos. Quiero arreglarlo todo ya, pero a veces es mejor dejar que uno desahogue o asimile las cosas. debería respirar y dejar pasar tiempo, centrarme en otras cosas.

Pensar más en dar que en compartir a veces por querer darlo todo, resto cosas a mí misma y pongo mi pareja en una posición incómoda; ¡pero tengo que acordarme que soy su pareja y no su madre!

Voy involucrarle más en mi entorno por mi forma de vivir mi relación anterior, estaba acostumbrada a tener mi pareja apartada de todo el resto… pero eso está alimentando su desconfianza y no crea complicidad.

Voy a decir las cosas amablemente. Decir las cosas de forma agresiva por rabia o inseguridad, a veces me expreso con falta de empatía o cariño y él, que es bastante sensible, lo sufre.

Voy a intentar negociar. Siempre creo estar en la posesión de la verdad y no existe nada más.

He de dejar de actuar como un padre con mi pareja constantemente echando la bronca o echando sermones por las cosas. He de ser compasivo con mi pareja y entender que intenta hacer las cosas lo mejor posible ¡como yo lo intento! Cuando cometamos “errores” la tranquilizaré para que no se sienta atacada. No es una niña pequeña.

Voy a esforzarme por no intentar controlarle dejando de repetirle lo que tiene que hacer para que no se sienta frustrada.

Voy a ser muy cuidadoso con mis comentarios sobre nuestra intimidad a los demás e intentar no mentir.

Voy a ser más respetuoso y paciente con el sexo y no ser tan demandante para que sea algo alegre y no como un derecho por perteneciera u obligación de mi pareja.

Tendría que perdonar el pasado y dejar de recriminar cosas antiguas.

Tendría que abandonar la actitud de víctima y ser más justo, sin juzgar sus acciones.

Voy a estar más dispuesta a trabajar nuestra sexualidad para hacerla más satisfactoria para los dos.

Voy a dejar mi actitud actual de “tiene que enamorarme de nuevo”, como si fuera algo que él pudiera hacer solo.

Voy a esforzarse más en comunicar mis sentimientos reales.

 

hasta aquí lo que has leído te ayudará a entenderte más, reducir la ansiedad, tensiones y te acercará a la mejor versión de ti mismo…el siguiente paso es entender que tus padres no son tus padres y que has venido a este mundo a desarrollar lo que eres y no lo que te han dicho que eres desde pequeño…

Poema 

…“a veces no eres mi persona amada ni yo para ti, pero nos hacemos sentir que lo somos y tú te lo crees y yo me lo creo…aunque solo dure una noche…hemos sido felices…y a la mañana soleada y sonriente, que nos despierta, le da igual…”. 

Película

The Shift (El Cambio) – Wayne Dyer